CUNA DEL SURF

PERUANO DESDE 1942

CUNA DEL SURF

PERUANO DESDE 1942

Desde su fundación en 1942 hasta el día de hoy, Club Waikiki ha sido parte de la historia de Miraflores; del deporte y cuna del surf peruano.

La misión de Club Waikiki es lograr la plena satisfacción de nuestros asociados, fomentando las actividades deportivas y una actividad social que consolide nuestra gran familia con más de 75 años promoviendo el surf en nuestro país.

Nuestro Club tiene como visión ser un referente en el ámbito deportivo y continuar siendo el promotor más importante del surf peruano, mejorando continuamente el nivel competitivo mediante la promoción de campeonatos y actividades que integren a sus asociados a través de este deporte.

CLUB WAIKIKI

HISTORIA

DESCUBRE MÁS

LA HISTORIA DEL CLUB

A PRINCIPIOS DE 1940…

La pequeña legión de tablistas contaba en sus filas más de una decena de miembros. En aquellos días, no existían los prolongados espigones que contienen el salvaje oleaje miraflorino, y las olas reventaban 500 metros mar adentro, llegando a alcanzar una altura de dos a tres metros. En el terremoto de 1940, las instalaciones de los Baños de Miraflores sufrieron los estragos del sismo y los jóvenes tablistas se vieron en la necesidad de contar con su propio local. Desde principios de los cuarenta, los amigos de Carlos Dogny (Fundador del club) habían conseguido un permiso de la municipalidad para guardar sus tablas en un pequeño apartado de los baños de Miraflores, para así no cargar las enormes y pesadas tablas hasta la ciudad y repetir el viaje.

Sobre esa pequeña área y gracias al municipio, se edificaría posteriormente el legendario Club Waikiki, bajo la iniciativa de Carlos Dogny Larco, que entonces era el concejal del distrito encargado del área de deportes. Puede decirse, sin lugar a dudas, que el Club Waikiki tuvo dos padres: Carlos Dogny y César Barrios. Con la fundación del Club Waikiki, nuestros tablistas tuvieron un hogar donde reunirse antes y después de embarcarse en las amenas e inolvidables incursiones, en las generosas olas de Miraflores. Los socios más antiguos recuerdan con cariño entrañable los primeros días de su amado club. En esos días no existía la carretera que une las diversas orillas del circuito de playas actual, y las olas venían a morir directamente en la orilla que correspondía al club. Bastaba dar unos pasos, para entrar en contacto con el mar y el sitio, aunque modesto en sus principios, fue un verdadero paraíso para nuestros primeros cultores de la tabla. Esta fecha memorable, el 7 de diciembre de 1942, puede considerarse como la partida de nacimiento de la tabla peruana, ya que, gracias a las instalaciones ubicadas frente al mar, el pequeño grupo de tablistas propició que nuestro amado deporte se desarrollara a niveles increíbles. A esta generación de tablistas, los pioneros del deporte, les corresponde el orgullo de haber sido los primeros en correr con tablas de estilo hawaiano las largas y generosas olas del mar miraflorino, propiciando que nuevos adeptos pasaran a aumentar las filas de los tablistas peruanos. Ahora bien, el estilo que ellos desarrollaron distaba todavía mucho de las maniobras que hoy en día pueden hacerse sobre las modernas tablas, sin embargo, puede apreciarse en las fotos … la manera festiva que nuestros pioneros tenían de agarrar los “tumbos” y correrlos gallardamente, adoptando posturas majestuosas y a veces insólitas.

– Extracto de 5000 Años Surcando Olas – historiadelatablaenperu.com/capitulo5.htm

LA HISTORIA DEL CLUB

A PRINCIPIOS DE 1940…

La pequeña legión de tablistas contaba en sus filas más de una decena de miembros. En aquellos días, no existían los prolongados espigones que contienen el salvaje oleaje miraflorino, y las olas reventaban 500 metros mar adentro, llegando a alcanzar una altura de dos a tres metros. En el terremoto de 1940, las instalaciones de los Baños de Miraflores sufrieron los estragos del sismo y los jóvenes tablistas se vieron en la necesidad de contar con su propio local. Desde principios de los cuarenta, los amigos de Carlos Dogny (Fundador del club) habían conseguido un permiso de la municipalidad para guardar sus tablas en un pequeño apartado de los baños de Miraflores, para así no cargar las enormes y pesadas tablas hasta la ciudad y repetir el viaje.

Sobre esa pequeña área y gracias al municipio, se edificaría posteriormente el legendario Club Waikiki, bajo la iniciativa de Carlos Dogny Larco, que entonces era el concejal del distrito encargado del área de deportes. Puede decirse, sin lugar a dudas, que el Club Waikiki tuvo dos padres: Carlos Dogny y César Barrios. Con la fundación del Club Waikiki, nuestros tablistas tuvieron un hogar donde reunirse antes y después de embarcarse en las amenas e inolvidables incursiones, en las generosas olas de Miraflores. Los socios más antiguos recuerdan con cariño entrañable los primeros días de su amado club. En esos días no existía la carretera que une las diversas orillas del circuito de playas actual, y las olas venían a morir directamente en la orilla que correspondía al club. Bastaba dar unos pasos, para entrar en contacto con el mar y el sitio, aunque modesto en sus principios, fue un verdadero paraíso para nuestros primeros cultores de la tabla. Esta fecha memorable, el 7 de diciembre de 1942, puede considerarse como la partida de nacimiento de la tabla peruana, ya que, gracias a las instalaciones ubicadas frente al mar, el pequeño grupo de tablistas propició que nuestro amado deporte se desarrollara a niveles increíbles. A esta generación de tablistas, los pioneros del deporte, les corresponde el orgullo de haber sido los primeros en correr con tablas de estilo hawaiano las largas y generosas olas del mar miraflorino, propiciando que nuevos adeptos pasaran a aumentar las filas de los tablistas peruanos. Ahora bien, el estilo que ellos desarrollaron distaba todavía mucho de las maniobras que hoy en día pueden hacerse sobre las modernas tablas, sin embargo, puede apreciarse en las fotos … la manera festiva que nuestros pioneros tenían de agarrar los “tumbos” y correrlos gallardamente, adoptando posturas majestuosas y a veces insólitas.

– Extracto de 5000 Años Surcando Olas – historiadelatablaenperu.com/capitulo5.htm